inicio
Planeta Mercurio
 
Mercurio
Quirón
 
 
 

PLANETA MERCURIO Y SU ÓRBITA
Mercurio es 2'6 veces más pequeño que La Tierra y su órbita es 2'6 veces más pequeña que la de La Tierra.
 

 

el

Planeta Mercurio

 

 

 

la

Introducción Dimensiones Órbita o año Giro y Día Ciclo sinódico Curvas de Mercurio

El planeta Mercurio da vueltas al Sol en la 1ª órbita.


INTRODUCCIÓN MERCURIANA

El día 4 de diciembre (2011), el planeta Mercurio pasa entre La Tierra y el Sol. Lo hace cada 116 días (16,6 semanas) que es el periodo de su ciclo sinódico medido desde La Tierra. Este es el momento del 12 de junio cuando pasó al otro lado del sol.

la 12 de junio de 2011: oposicion Tierra Mercurio
el

Imagen obtenida del planetario http://www.solarsystemscope.com/

Pulsa en el siguiente "vinculink" para ver a Mercurio transitando en el momento de una triple explosión en el Sol ocurrida recientemente, el 28 de febrero y el 1 de marzo.

Mercurio transitaba al otro lado del Sol cuando en la Tierra se produjo el reciente terremoto en Chile (27 de febrero de 2010).

En la mitología romana, Mercurio es el nombre del dios del comercio, del mercado o mercancía (raíz "merx"). El dios romano es el derivado del dios griego Hermes, hijo de Zeus(Júpiter) y Maya, que da nombre a una de las estrellas que forman el enjambre de las Pléyades. También, Mercurio es el nombre relacionado con el nombre del tercer día (o cuarto) de la semana en los países de habla hispana de la civilización humana que habita en el Planeta Tierra del Sistema Solar de la Galaxia ... En la cultura anglosajona se le llama "Wednesday", el "día de Wednes", que parece ser una derivación de Wotan o Woden, el dios Odín de la mitología escandinava.

Está tan cerca del Sol que bien podría ser el mítico planeta Vulcano, aunque no tiene actividad volcánica.

Desde la Piel de la Tierra y durante el periodo correspondiente podemos ver a Mercurio fugazmente en la última hora antes del amanecer, y ya es difícilmente localizable con prismáticos, lo cual quiere decir que no es imposible. Con la suficiente curiosidad y paciencia se establece contacto con el llamado "Mensajero de los dioses". Todo un privilegio contemplarlo, y si es una vez en la vida es una experiencia más valiosa. Yo conseguí observarlo con telescopio durante un frío amanecer en los campos toledanos. Durante apenas dos minutos, Mercurio tuvo el privilegio de comunicarse con un humano.

En aquel momento se veía un diminuto punto brillante a la derecha del Sol. A veces Mercurio pasa por debajo del Sol, otras por encima y otras veces pasa ante el disco del Sol produciéndose un tránsito, tal como ocurre con el planeta Venus. Esto se debe a que la órbita de Mercurio está imbuida en la de la Tierra y está inclinada 7 grados, y como los planetas se trasladan simultáneamente a diferentes velocidades en algún momento coinciden en el punto de sus órbitas en que se cruzan los planos de estas. Y dado que Mercurio circula en una órbita interior a la órbita de la Tierra, desde tierra podríamos ver las fases de Mercurio.

la Mercurio en fase media visto desde la Tierra cada 44 días
el

Considerando al Sistema Solar como un reloj, Mercurio está en el extremo de la aguja invisible más corta y por ello la más rápida. En los relojes mecánicos es al contrario: la aguja más rápida es la más larga, además de que las agujas se desplazan en sentido contrario al de giro y traslación de los planetas. El Planeta Mercurio es el más cercano al Sol y, por razones obvias y naturales, es el que se desplaza más rápido. De ahí el nombre con el que tradicionalmente se le ha bautizado: "Mensajero de los dioses", pues a los planetas les hemos bautizado con nombres de dioses. También el nombre "Mercurio" es muy idóneo debido a las temperaturas que imperan en su lado iluminado. Para nosotros son tan elevadas que el mercurio de un termómetro se saldría del límite.

Podemos considerar a Mercurio como la "referencia cósmica" de inicio del calendario de la Iglesia, el Gregoriano, pues cuando éste fue inaugurado en octubre de 1582 Mercurio estaba justo al otro lado del Sol. Es decir que Mercurio estaba en oposición con la Tierra (ver inicio del tiempo gregoriano).

Al no ser un personaje, el planeta Mercurio no es interpretable por ningún actor humano, pero sí es protagonista en una película de ciencia-ficción titutada "Sunshine". En una escena, los tripulantes de la nave "Icarus II" que viaja hacia el Sol para reactivarlo, contemplan a Mercurio transitando ante la estrella.

Mercurio ante el Sol

http://www.gabitogrupos.com/asteromia/template.php?nm=1298482120

¿Deseas conocer cuál es tu edad mercuriana, es decir, según el Planeta Mercurio? Dado que Mercurio tarda 88 días en dar la vuelta al Sol, y el año terrestre es estructurable en 4,15 periodos de 88 días, basta que multipliques tu edad terrestre por 4'15 y el resultado es tu edad mercuriana.

Pulsa en el siguiente "vinculink" para ver a Mercurio transitando en el momento de una triple explosión en el Sol ocurrida recientemente, el 28 de febrero y el 1 de marzo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

el
Introducción Dimensiones Órbita o año Giro y Día Ciclo sinódico Curvas de Mercurio

 


DIMENSIONES DE MERCURIO

la la

2'6 es la relación proporcional de tamaño entre Mercurio y la Tierra. Y en relación a la Luna, Mercurio es un poco más grande. La Tierra es 3'6 veces más grande que la Luna y 2'6 veces más grande que Mercurio. También esta Nave Tierra se desplaza 1'6 veces más despacio que Mercurio. 3'6... 2'6... 1'6... son cifras que permiten ser fácilmente recordadas.

También 2.6 es la relación proporcional entre las órbitas de Mercurio y de la Tierra. Es decir que el tamaño de sus órbitas es una reproducción del tamaño de los planetas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

la
Introducción Dimensiones Órbita o año Giro y Día Ciclo sinódico Curvas de Mercurio

 


LA EXCÉNTRICA E INCLINADA ÓRBITA DE MERCURIO

La órbita de Mercurio es la más cercana al Sol. La distancia hasta el Sol es su radio. Podemos tomarla como unidad básica de medida del Sistema solar, de modo que la órbita de Plutón -límite físico del Sistema planetario- es 100 de esas unidades, de modo que podemos considerar al radio de la órbita de Mercurio como 1 centímetro cósmico, y al de la órbita de Plutón como 1 metro cósmico.

Es la más excéntrica de todas, es decir que es la que tiene el mayor índice de descentramiento respecto a su centro ideal en el que está el Sol. La excentricidad hace que haya dos puntos que son el más cercano y el más alejado respecto al Sol. A tales puntos se les denomina en el argot astronómico "perihelio" y "afelio" (ver afelios y perihelios de los planetas interiores). Ambos puntos son los extremos de una línea que pasa por el Sol. Aquí los vemos extendiéndolos hacia la órbita de la Tierra, comparándolos con el afelio y perihelio de ésta.

Afelio y perihelio de la órbita de Mercurio

La particularidad de esta línea de perihelio/afelio de Mercurio es que está alineada con la Línea fija formada por Orión/Sol/CentroGaláctico, y como la Tierra pasa cada 19 de junio entre el Sol y el Centro galáctico, eso significa que también en ese día pasa frente al afelio de la órbita Mercurio, y frente al perihelio el 19 de diciembre.

Si "eliminamos" la excentricidad y convertimos la órbita de Mercurio es un círculo racional perfectamente equidistante del Sol, resulta que la órbita de Mercurio inscribe a un pentágono (inscrito en la órbita "perfeccionada" de Mercurio), y este pentágono es la figura interior que resulta de la estrella de 5 puntas formada por la Tierra y Venus durante 8 órbitas de la Tierra y 13 de Venus (8 años), lo cual es el Ciclo Pentagonal.

Órbita 'perfecta' de Mercurio inscribe a un pentágono formado por la Tierra y Venus

La excentricidad de la órbita de Mercurio hace que el planeta varíe gradualmente su distancia del Sol, de modo que la gravedad o fuerza de atracción del Sol también le afecta gradualmente. El resultado es que Mercurio varía su velocidad de traslación durante su órbita. Y también eso hace que el periodo entre dos alineaciones de Mercurio con la Tierra no sea siempre igual, aunque tras cierto número de alineaciones sí se encuentra un patrón regular. Es el Ciclo Sinódico de Mercurio visto desde la Tierra, y es de 116 días de media que son 16'6 semanas. .

De hecho, a cada órbita de la Tierra, Mercurio da un poco más de 4 órbitas mientras ambos planetas se encuentran 3 veces al mismo lado del Sol. Estos son los 3 ciclos sinódicos anuales de Mercurio en relación con la Tierra. Realmente son 3 y el 14% de otro más, es decir 3'14, un número que "nos suena". Y de hecho, el año terrestre es 3'14 periodos (PI periodos) de 116 días. También, otro efecto de ello es que, si desde tierra aceleráramos el temporizador con el que percibimos la realidad, veríamos a Mercurio variando su dirección y velocidad de forma notoria.

Mercurio ante el Sol

Así mismo la órbita de Mercurio está inclinada 7 grados (la de la Tierra lo está 1,6º). Por eso, en la relación entre ambas órbitas existen dos puntos en los que sus planos intersectan. A estos puntos se les llama "nodos". En la órbita de la Tierra, nuestra Nave alcanza los nodos con la órbita de Mercurio cuando en nuestra memoria es el día gregoriano 9 de mayo y el 10 de noviembre. Es decir que uno de los dos nodos de la órbita de la Tierra que intersecta con la órbita de Mercurio (el del 10 de noviembre) está a 39 días del punto (el 19 de diciembre) por el que la Tierra pasa ante el afelio de la órbita de Mercurio.

Esta inclinación orbital es un factor fundamental para que se produzcan los tránsitos de Mercurio vistos (con ayuda de telescopio) desde la Tierra, pues a veces las naves Mercurio y la Tierra coinciden pasando al mismo lado del Sol por alguno de estos dos puntos. El último tránsito mercuriano ocurrió el 8 de noviembre de 2006. También la órbita de Venus está 3,4º inclinada y por eso ocurren tránsitos de Venus (al año cristiano 2011 la Tierra y Venus están circulando entre una pareja de tránsitos que ocurren en la misma fecha, a principios de junio). La secuencia de tránsitos de Mercurio es irregular, pero ese grupo irregular forma el patrón que se repite regularmente. Más o menos ocurren 13 tránsitos de Mercurio cada 100 años, es decir, cada 100 órbitas de la Tierra y 415 de Mercurio.

La órbita de Mercurio es 2.6 veces más pequeña que la de la Tierra:

150.000.000 kms / 58.000.000 kms = 2.58 = 2.6

Es la misma proporción que entre ambos planetas:

12.756 kms (diámetro Tierra) / 5875 kms (diámetro Mercurio) = 2.61 = 2.6

Los rayos de luz que salen del Sol tardan un poco más de 3 minutos en llegar a la órbita de Mercurio. Es el mismo tiempo que tarda el horizonte en ocultar o mostrar al Sol en el ocaso o en el alba en la Tierra.

Si ahora construimos una maqueta del Sistema Solar en el que nosotros somos el Sol y en la que cada metro representa 300 millones de metros (300.000 kms, distancia recorrida por la luz en 1 segundo), la órbita de Mercurio quedaría a unos 193 metros a nuestra redonda. Y nuestros rayos recorrerían 1 metro cada segundo hasta llegar a Mercurio en 193 segundos.

Proporción de las órbitas de Mercurio y de la Tierra

Mercurio tarda 88 días en dar una órbita al Sol. Son días terrestres, no días ni giros de Mercurio. La distancia entre la órbita de Mercurio y la de la Tierra es recorrida por la luz, según el segundo, en 303 segundos (5 minutos). Si los consideramos como "metros luminosos", son 303 metros luminosos, menos de medio kilómetro luz.

En la siguiente escena puedes pinchar con el indicador del ratón para ver la animación.

Orbita año de Mercurio

Y aquí vemos una escena cenital en la que podemos comparar el ritmo de giro y traslación de Mercurio en relación con Venus. Si pulsas en la escena puedes ver una animación.

Comparación del ritmo de traslación y giro de Mercurio y Venus
 

 

 

 

 

 

 

 

el
Introducción Dimensiones Órbita o año Giro y Día Ciclo sinódico Curvas de Mercurio

 


GIRO Y DÍA DE MERCURIO. LA GEOMETRÍA DE MERCURIO.

El movimiento de giro o rotación de Mercurio tiene la particularidad de ser muy lento en comparación con el de la La Tierra. También el de Venus es muy lento, incluso más. Esta característica de su dinámica da lugar a un creativo juego geométrico entre su giros y sus órbitas así como una curiosa secuencia de días y noches estando en Mercurio. De hecho, podemos llegar a estar a la luz del sol o en la noche de Mercurio durante toda la órbita (o año).

Imaginemos que estamos en el Planeta Mercurio y que estamos en el umbral del anochecer, es decir, que hemos atravesado la zona iluminada de Mercurio (el día) después de haber estado en el umbral de amanecer.

Lo normal es que pensemos que hemos vivido medio día mercuriano de 12 horas y que la noche que nos espera también dura 12 horas. Pero lo que pensamos no tiene nada que ver con la realidad, pues si viviéramos realmente esa situación, resulta que habríamos vivido un medio día mercuriano de... 2.112 horas, 88 días terrestres (88 giros de la Tierra + 88 grados más), y nos espera una noche mercuriana de otros 88 días terrestres. Además, Mercurio no habría dado 88 giros sino...

sólo 1'5 giros sobre sí mismo!!

Y además habiendo cumplido su año (su órbita)!!

la 1,5 giros de Mercurio en 1 órbita
el
Mercurio da 1 órbita (360 grados de órbita) cuando cumple 1,5 giros (540 grados de giro)

Eso nos suena extraño, lo cual es lógico porque aún no hemos salido de nuestro "angar" de conciencia dual (plana) a la 4ª dimensión, la superior a las 3 primeras dimensiones (espacio) para viajar por las astropistas y habitar en otras "ciudades" cósmicas y experimentar y conocer otros "tempos" y compases cósmicos de la Partitura universal. De hecho tenemos el privilegio de haber "aterrizado" en la Tierra y de conocer el patrón de día de 24 horas año de 365 al que hemos acostumbrado nuestra mente y conciencia. Por eso el caso de Mercurio nos resulta prácticamente incomprensible, pero puede ocultar un armonía insospechada.

Mercurio completa 1 giro en torno a su propio eje de rotación mientras recorre dos tercios (2/3, un quinto musical) de su órbita en torno al Sol. En términos de grados, gira 360 grados en torno a su eje mientras cubre 240 grados de su órbita. En términos de porcentajes, en el 100% de su giro Mercurio recorre el 66,6% de su órbita. Y en términos de "pormilaje" se expresa como 666 ‰.

la Traslación de Mercurio en 2 giros
el
Mercurio completa 360 grados de su giro mientras se traslada 240 grados de su órbita.

Simultáneamente, la Tierra recorre 59 días de su órbita (nosotros cumplimos 59 días). Es decir que el día de Mercurio es de 59 días terrestres. Como curiosidad, la distancia entre el Sol y la órbita de Mercurio es de 59 millones de kms. 59 días... 59 millones de kms... son cifras que sin tener relación entre ellas, sí pueden ayudarnos como recordatorio de los datos de Mercurio.

29 días terrestres después (día 88), Mercurio completa su órbita al Sol, momento en el que ha dado medio giro más. En total da 1'5 giros sobre su eje a cada órbita. Y estando en Mercurio hemos vivido sólo la mitad de su día/noche completo. Al mismo tiempo, en la Tierra, la humanidad ha vivido 88 días. Esto significa que Mercurio cumple 365 de sus órbitas (365 años mercurianos) cada 88 años terrestres. Así que las personas de la Tierra que tienen 88 años nacieron hace 365 años de Mercurio o tienen 365 años mercurianos: 365 periodos de 88 días.

(No sólo el Planeta Mercurio es 2'6 veces más pequeño que la Tierra o está 2'6 veces más cerca del Sol que la Tierra y por ello su órbita es más corta y su velocidad de traslación es mayor (1'6 veces más veloz que la Tierra), sino que gira sobre sí mismo mucho más despacio. La propia proporción entre su velocidad de traslación y de giro es muy elevada en comparación con la de la Tierra. Mercurio gira 11 metros sobre sí mismo a cada segundo (464 metros la Tierra) y simultáneamente cubre 48 kms (30 kms la Tierra) en torno al Sol. La distancia al Sol, el tamaño del planeta, su velocidad de giro y su velocidad de traslación son cuatro factores que combinados determinan los diferentes patrones rotatorios y orbitales de los planetas. Son como los matices culturales entre diferentes países o los matices de carácter y experiencia entre diferentes personas de un mismo idioma, país o creencia, incluso de una misma familia. Son los factores de la relatividad que aportan a cada elemento del universo -como tú o yo- la impronta de la particularidad que nos hace irrepetibles, incomparables y auténticos. Es cosa natural en los astros, como los que habitan el Planeta Aire, Agua, Tierra y Fuego).

En la órbita de la Tierra, el 666,666% es lo que recorre la Tierra en 243 días, y 243 días es el periodo del ciclo giratorio de Venus (giro/día de Venus = 243 días terrestres, ver).

Sigamos observando los movimientos de Mercurio, pues quizá descubramos (o no) alguna armonía escondida.

la Traslación de Mercurio durante su 2º y 3er giro
el
En 2 giros en torno a su eje de rotación. Mercurio realiza 1,3 órbitas.

Al cabo de 2 órbitas al Sol, Mercurio ha dado 3 giros en torno a su propio eje de rotación y ha completado sus 3 giros en 3 puntos de la órbita que son equidistantes y forman un triángulo de lados de igual longitud (equi látero) y por ello de ángulos iguales: 60, 60 y 60.

la Geometría resultante de 2 órbitas y 3 giros de Mercurio
el
Triángulo formado por 3 vértices que son los puntos en los que Mercurio completa 3 giros en 2 órbitas

Por tanto las tres secciones de órbita que hay entre esos 3 puntos son de 120 grados (60+60 grados).

Si estudiamos la geometría, podemos deducir las tres básicas reglas siguientes acerca de los movimientos de Mercurio:

 

DURANTE CADA 120 GRADOS DE TRASLACIÓN EN SU ÓRBITA

MERCURIO DA 180 GRADOS DE SU ROTACIÓN O GIRO EN TORNO A SU EJE.

 

DURANTE CADA 240 GRADOS DE TRASLACIÓN EN SU ÓRBITA

MERCURIO COMPLETA 360 GRADOS EN TORNO A SU EJE (1 GIRO O ROTACIÓN).

 

DURANTE CADA ÓRBITA (360 GRADOS)

MERCURIO DA 1,5 GIROS EN TORNO A SU EJE (540 GRADOS).

 

Así, en "codificación racional" podemos percibir la belleza en la armonía de la geometría de los movimientos del planeta Mercurio, una geometria invisible pero no oculta. Y también, sobre todo si estudiamos las animaciones sobre Mercurio, resulta lo siguiente:

1 día en Mercurio = 2 años/órbitas mercurianos = 3 giros de Mercurio = 4 x 44 días terrestres

Y si proyectamos "lo pequeño" hacia "lo grande" tenemos que 2 días en Mercurio = 4 años mercurianos = 6 giros de Mercurio, y 3 días en Mercurio = 8 años mercurianos = 12 giros de Mercurio, etc, etc.

Pero el patrón básico podemos percibirlo y comprenderlo de la forma más natural y simple, la gráfica, puramente esquemática, como si la esfera Mercurio fuera una cruz y nosotros estuviéramos en el extremo de uno de sus cruceros. El punto de la encrucijada, el punto básico o centro del planeta Mercurio, permanece fijo en la línea de la órbita.

Aunque no lo encontraremos en manuales de astronomía, es un resultado de aprovechar los datos y mediciones básicas de otras personas, astrónomas y astrofísicas, acerca de la rotación y órbita de Mercurio, y que esas personas han registrado en manuales. Son datos fiables, aunque pienso ir a Mercurio a comprobarlo por mí mismo. No es ningún mérito personal sino otro eslabón de una cadena ya iniciada por otras personas estudiosas e investigadoras.

Es un simple geometría trazada en el Espacio presente bajo el aparentemente insignificante movimiento de un puntito, un planeta, Mercurio, el más pequeño del Sistema o Barrio al que pertenece nuestra Casa Tierra. También en conciencia humana, los movimientos de Mercurio son lentísimos, pero a la vez es el más rápido de los planetas. Es un Puntero o señal de "algo más" emergiendo, asomando y sugiriéndose en la dimensión "superficial" del Espacio (cielo espacial), como esa geometría que puede ser sólo la primera gota de un oceáno multidimensional de sorpresas y maravillas sin límites. La energía fluye en la libertad espacial y espiritual de la esencia universal. Los movimientos de Mercurio (y su geometría oculta) son resultado de las fuerzas naturales de atracción y repulsión y de gravedad y presión concentradas en una "fuerza neutra" en la flexible dinámica de la libertad del Espacio, sin resistencias, ni siquiera de vientos, pues en el Espacio (no atmosférico) no existen corrientes de aire (y aún menos corrientes ideológicas humanas) aunque sí el viento solar. Es la "forma" natural y espontánea de expresión de la Armonía, la Belleza y la Simplicidad.

No sólo podemos expresar nosotros la belleza y armonía a través de este maravilloso instrumento corporal bailando sobre el suelo, por ejemplo. Los planetas, flotando en el cielo (espacial), también bailan a su manera y expresan la armonía espontáneamente. Así actúa la Naturaleza que se expresa en el Espejo transparente que es "el Espacio", 3 primeras dimensiones de la realidad. Con tal patrón simultáneo de 1 día/noche, 2 órbitas y 3 giros (y 4 x 44 días terrestres), si hay seres existiendo en Mercurio es posible que existan en una armonía que quizá ya podríamos comprender.

Cada sección de 120 grados de su órbita, Mercurio la recorre al tiempo que la Tierra realiza 29'3 giros/días, prácticamente un ciclo sinódico de la Luna o ciclo de fases. Así que los 88 días de la órbita de Mercurio equivalen a prácticamente 3 ciclos sinódicos de la Luna.

Es decir, que para un mercuriano, el patrón que nosotros manejamos de 24 horas/día y 365 días/año es.... extrañísimo. Es posible que en nuestro Planeta haya seres mercurianos perfectamente adaptados. Quizá sean personas que conocemos y que viven sin problemas en condiciones de altas temperaturas. Quizá seamos nosotros mismos y no lo recordemos. Las personas que han emigrado a nuestro país también han tenido que adaptarse. Y quizá los mercurianos que hayan venido desde Mercurio disfrazándose de humanos sigan, en secreto, algún calendario creado a partir de los ciclos de su planeta de origen, Mercurio, para mantener la relación con su Planeta Madre, su Madre Mercurio.

Y quizá... quizá el Miércoles (o Wednesday) sea su día sagrado.

Éste Planeta en el que estamos leyendo esto es Madre Tierra (de sus hij@s, hij@s de su Madre), aunque no sabe de horas que cambian de valor numérico en la memoria humana personal/colectiva sino de movimientos en el Espacio, cielo espacial, libertad en la que flota y fluye.

Es evidente que el patrón de Mercurio no tiene nada que ver con nuestro esquema, así que si fuéramos a ir de viaje a Mercurio para comprobar si son ciertos los patrones de giro y traslación calculados por una parte de nosotros mismos (los astrofísicos), tendríamos que preparar antes nuestra mente en un simulador introduciendo los siguientes parámetros:


1 día en Mercurio = 2 años/órbitas mercurianos = 3 giros de Mercurio = 4 x 44 días terrestres


Quizá a nosotros no nos sirva para algo, pero al vecino de la Tierra sí, y por tanto a la Tierra, pues ambos planetas realizan su correspondiente baile cósmico sincronizando en órbitas cada 20 años (órbitas de la Tierra) y 83 de Mercurio.

 

 

 

 

 

 

 

 

la
Introducción Dimensiones Órbita o año Giro y Día Ciclo sinódico Curvas de Mercurio

 


EL APARENTE MOVIMIENTO RETRÓGRADO DE MERCURIO

Si desde alguna isla de tierra de esta Atalaya cósmica que es el Planeta Agua, durante varias semanas grabáramos una película de la trayectoria de Mercurio, obtendríamos una trayectoria aparentemente caótica, pero totalmente lógica si tenemos en cuenta que la Tierra también se ha trasladado y por tanto nuestro punto de vista físico (a una misma hora cada día sobre la superficie del planeta) cambia continuamente con respecto a Mercurio. Si tuviéramos conocimiento de nuestro universo local y siguiéramos la trayectoria de los planetas, como Mercurio igual que seguimos las noticias del telediario que no sigue las noticias de nuestro universo local, entonces veríamos a Mercurio cruzar la mediana de la "astropista" marcada por el Sol (la llamada "eclíptica") cada 44 días de media (entre 50 días máximo y 38 días mínimo), unas 8 veces al año. 44 días es la mitad del año de Mercurio durante los que cumple la mitad de su órbita al Sol mientras la Tierra cubre casi un cuarto de la suya. También podemos dar dinamismo a esa "mediana" como si fuera una cuerda cósmica (de luz del Sol) y ver a Mercurio como una niña saltando a la comba 8 veces cada año. Venus lo hace cada 16 semanas (112 días, que son 28+28+28+28, que son 4 meses del año de 13 meses).

Aún así, hay veces que Mercurio traza rastros con cierta armonía, como el que estaba trazando en las 15 semanas desde el 30 de marzo hasta el 14 de julio de 2009. En el momento medio -semanas alrededor del 18 de mayo- se aprecia el movimiento retrógrado y una doble curva formando una 'S' mientras pasó bajo las Pléyades. En la siguiente imagen puedes ver esa "estela" o rastro completo trazado Mercurio. Fue un periodo 106 días durante los que Mercurio dio 1 órbita al Sol y 0'2 de otra, aunque observando ese trazo sea difícil percibirlo.

Animación del movimiento retrógrado de Mercurio

Si desde Tierra percibimos la doble curva de Mercurio "en vertical" es porque su órbita está inclinada unos 7 grados con respecto a la del planeta Tierra. Tal movimiento es aparente y es la combinación del desplazamiento simultáneo del planeta Mercurio y del planeta desde el que observamos; a veces Mercurio, dado que se mueve en una órbita interior a la de la Tierra y por ello más corta, se desplaza en sentido contrario al de la Tierra. La trayectoria resultante está condicionada por nuestra ilusión de estar sobre una superficie fija: el suelo, pero si nos despegamos y volamos con la imaginación haciendo ejercicios espaciales terminaremos llegando a hacernos una idea objetiva de lo que ocurre en la Dimensión espacial, como salirnos del tren y comprender que el tren en el que estábamos se mueve en sectores de arco (línea curva), y que el movimiento del pájaro que veíamos desde dentro del tren no era tal como lo veíamos respecto al paisaje inmóvil. Algo como esto: dos puntos visibles y móviles relacionados por un lazo no visible pero que podemos recrear con una línea discontinua.

Ver animación

Aún así se nos puede hacer difícil percibir la estela de Mercurio con la doble curva. Pero para ello precisamente podemos usar la visión GEOcentrista del Universo. Basta crear un universo hipotético en cuyo centro el Planeta Tierra está inmóvil, y por tanto todos los astros giran alrededor de la Tierra. Pero este modelo tiene una particularidad: y es que realmente el único objeto que se trasladaría alrededor de la Tierra es el Sol, mientras los planetas no, pues lo harían alrededor del Sol, de modo que lo que al final se traslada en torno al Planeta Tierra es las órbitas de los planetas y el centro común en torno al que orbitan: la estrella, el Sol, que a su vez orbitaría en torno al Planeta Tierra. En este modelo Mercurio se traslada en su propia órbita en torno al Sol mientras el Sol y la órbita de Mercurio se trasladan en torno a la Tierra. Si observas con detenimiento la línea que une a la Tierra con Mercurio durante su "doble" órbita podrás intuir el trazo de Mercurio con la doble curva. Hay que tener en cuenta una inclinación de unos 7 grados de la órbita de Mercurio.

 

 

lael

 

 
Introducción Dimensiones Órbita o año Giro y Día Ciclo sinódico Curvas de Mercurio

 

 

 

 
 

16