inicio
PLANETA AGUA TIERRA
 
Solsticios

 
 

SOLSTICIO 21-22-23 DE DICIEMBRE. SOLSTICIO DE SAGITARIO.

Mediodía en el Trópico de Capricornio bajo el Sol. Tierra frente al Ecuador Galáctico. Noche más larga de 15 horas en latitud 40ºN.

 

Los solsticios son fenómenos naturales debidos a la inclinación del eje de rotación del planeta Tierra y a su traslación con la inclinación fija a escala de un año e incluso de 70 años. Son los momentos de máxima desalineación de la dirección geográfica ESTE y OESTE con la dirección del Sol. Eso se debe a la inclinación del eje de rotación del planeta Tierra. Por eso en el amanecer del día del solsticio de diciembre vemos al Sol a la derecha del Este, y en el de junio a la izquierda. La mejor forma de comprender el solsticio y sus aspectos es comparando a ambos.

solsticios

Observando hacia el Sol en el solsticio de diciembre veríamos algo así:

Posición del sol en el cielo de la Tierra durante el solsticio de diciembre

Vista cenital desde el trópico de Sagitario al mediodía del. 12 horas del mediodía del Solsticio del 21 de diciembre. La estrella sol entre Ofiuco, Sagitario y Escorpio. stellarium.org

A finales del año gregoriano, en diciembre o junio, llevas ropa de abrigo o ropa ligera o vives un día y una noche que es 6 horas más/menos largo/corto que 6 meses antes porque el eje de rotación de este planeta está inclinado 23,5 grados y da lugar a solsticios. Es así de simple. La diferencia de duración entre el día y la noche en los dos días de solsticio podemos verla gráficamente observando el hemisferio norte desde arriba.

Vista del hemisferio norte en ambos solsticios
Comparativa cenital del hemisferio norte en ambos solsticios.

La noche del 22 de diciembre es la más larga del año en el hemisferio norte donde está la mayoría de la tierra del Planeta Agua y Aire y por ello la mayoría de las grandes capitales y ciudades. La noche dura 15 horas, y durante cierto tiempo toda América y toda Europa y África y parte de Asia están en la Noche, lo cual supone que la inmensa mayoría de las grandes capitales y ciudades necesitan alumbrado y de ahí que el dinero empleado por la Administración sea enorme -ya desde un mes antes y durante un mes después del 22 de diciembre- y que necesite recuperar el dinero gastado en electricidad. Por esta razón económica "estas fechas" son las más idóneas para convocar una gran fiesta comercial -no sólo religiosa- de consumo de dinero a escala mundial: la llamada "Navidad" que, aunque conmemora el nacimiento de Jesús (o su cumpleaños) no fue establecida por Jesús.

Aunque durante el día no podemos ver las demás estrellas debido a que la luz de la estrella más cercana vela nuestra visión, durante el solsticio del día 21-22 de diciembre gregoriano, desde la Nave espacial Tierra el Sol aparece en un punto del firmamento que está justo entre las constelaciones de Ofiuco, Sagitario y Escorpio (el serpentario, el centauro y el escorpión). Concretamente el Sol aparece al comienzo de la constelación de Sagitario, de modo que el trópico (en el que viven las personas que al mediodía tienen al Sol justo encima, en su cénit) ha de llamarse "Trópico de Sagitario".

Lado del amanecer de la Tierra en ambos solsticios
Solsticio del 21-23 de diciembre. Persona a las 12 del mediodía en el trópico de Capricornio mientras el Sol aparece al comienzo de Sagitario.

Cada 6 meses, al mediodía, vemos a la estrella ("Sol") en el punto más extremo del meridiano (línea vertical) de nuestro campo celeste de visión. Ese punto es el más bajo o cercano, o alto o lejano respecto al horizonte. Si estamos en el hemisferio sur del planeta, cada día gregoriano 21 o 22 de junio (mediados de calendario y año gregoriano) vemos al Sol en el punto más bajo y es el día más corto y frío y la noche más larga y fría del año, y si estamos en el hemisferio norte, lo vemos en el punto más alto y es el día más largo y caluroso, y la noche más corta y calurosa del año. Son los momentos en los que el polo norte o sur de Gea está más cerca/lejos o lejos/cerca del Sol en todo el año.

Viendo desde el hemisferio norte del planeta Tierra, durante estos 3 días de solsticio de diciembre, el Sol aparece en el punto extremo de la lazada larga de esa figura llamada analema. Al revés que desde el hemisferio sur.

la
El Sol del solsticio de diciembre en el analema
la

Pero no nos olvidemos de saber dónde está la Tierra y nosotros (aparte de estar en el Espacio, 3 primeras dimensiones). Despegándonos del suelo con la Nave de la Imaginación podemos volar y observar el mismo momento (21 de diciembre) a escala de la órbita con el eje de solsticios en relación a la franja de la Galaxia (Vía Láctea) y su ecuador (y su centro, el centro galáctico).

la Precesión del solsticio de diciembre en 500 años la

Esta situación del Eje solsticial de la órbita de la Tierra apuntando al Ecuador de la Galaxia es el final de una vuelta completa durante un lento desplazamiento de 1 grado cada 72 años (como la aguja de las horas cada 12 horas completa una vuelta al reloj) y es el fenómeno astronómico asociado con el final y reinicio del Ciclo maya que simbólicamente finaliza y reinicia un año después: el día 21 de diciembre de 2012 (de la era cristiana según la Iglesia, 2018 ó 2019 desde el nacimiento de Jesús).

El día gregoriano 21 diciembre que cae en el solsticio corresponde al día 273 (tres cuartos de año, 10 órbitas de la Luna) del año islámico Bah'áí. En el siguiente vínculo puedes observar la posición actual de la Nave Tierra en su órbita para ver en qué punto está con respecto a los dos puntos solsticiales, el Centro galáctico y la constelación de Orión. También puedes verlo aquí, así como la traslación del planeta con inclinación fija en torno al Sol.

El punto del planeta Tierra que recibe los rayos del Sol sin ángulo alguno es el mediodía del trópico de Sagitario, no de Capricornio porque el Sol del solsticio aparece en Sagitario (así lleva transitando 2300 años según la dinámica de la precesión de los solsticios y equinoccios). En ese punto en ese momento, un humano de pie está en la línea entre el Centro de la Tierra y el Sol (Centro de la órbita de la Tierra) y la coronilla de la cabeza está justo bajo el Sol (pero eso no significa que el planeta esté bajo el Sol, pues está en el mismo plano espacial).

Cenit en el solsticio de diciembre desde el trópico al mediodía

Vista cenital desde el trópico de Sagitario (Sol en Sagitario) a las 12 del mediodía del Solsticio del 21 de diciembre. stellarium.org

Y el día 21-22 de junio (el otro solsticio), viendo desde el hemisferio norte, la constelación de Orión aparece debajo del Sol, lo cual lo veríamos al revés desde el hemisferio sur. Y más concretamente está sobre la mano del brazo elevado de Orión.

Desde el hemisferio norte de la Tierra. 12 horas del mediodía del Solsticio del 21 de junio. El Sol sobre Orión. stellarium.org

Es toda una señal cósmica pues la constelación de Orión (en el ecuador del cielo "terrestre") viene a ser la figura esquemática de Mujer/Hombre Cósmic@ anunciando a la Humanidad el fin e inicio de un nuevo ciclo anual al portar la luz en su mano. Y es una señal "escondida" en nuestro cielo espacial, y no por las sombras, sino precisamente por la luz.

Así se ve a Orión durante el solsticio (21 junio) en latitudes cercanas al polo sur norte como la de la Antártida (Península Tierra de San Martín) y desde Islandia.

 

Ambas constelaciones de Ofiuco y Orión tienen en común que son cortadas por el plano del ecuador de la Tierra durante los solsticios. La de Ofiuco es cortada por el nodo superior del plano del ecuador y la de Orión por el nodo inferior. Si desplegamos el círculo de la órbita como una línea recta podemos ver las posiciones "opuestas" del Cazador y el Serpentario. El centro galáctico, al pie de Ofiuco.

Dando un gran pequeño paso hacia atrás podemos ampliar nuestra percepción y comprender cómo el eje solsticial de la órbita de la Tierra (puntos 21 junio y 21 diciembre) está muy cerca de estar alineado con el eje Orión/Sol/CentroGaláctico por el que la Nave espacial Tierra , Agua y Aire cruza los días 19 de junio y 19 de diciembre. Además, también el ecuador de la Tierra extendido al espacio galáctico corta por el cinturón de Orión.

la

Así podemos tener una completa y sencilla visión espacial y física, una noción espacial, aunque aún hay muchos más aspectos muy interesantes del solsticio que enriquecen y completan nuestra visión, comprensión y conciencia de este fenómeno cósmico inevitablemente influyente en la Humanidad desde la tan íntima y vital cuestión de que ahora mismo vistas con ropa ligera o con ropa de abrigo, lo cual se debe, simplemente, y aunque no te lo hayas planteado nunca (o plantado como una semilla cuyo fruto sea un árbol de conocimiento y comprensión) a que... el planeta... está inclinado.

La causa de que se produzcan solsticios (y equinoccios) es que el Eje de Rotación del planeta Agua está inclinado, y como el planeta se desplaza con inclinación fija y dando círculos en torno a su centro luminoso, hay dos momentos de la órbita (y del año) en los que el extremo norte o sur del Eje de rotación está "alineado" hacia el Sol.

solsticios vistos desde el espacio por el lado del amanecer

Esta extraña palabra "solsticio" significa "sol estático" aunque realmente el Sol está siempre estático (todo el año u órbita de la Tierra) porque está en el centro de la órbita y del Sistema planetario, de modo que podríamos pensar que lo que queda estático durante 3 días es el planeta Tierra y por ello sería un "tierrasticio" o geasticio., aunque esto no significa que el planeta deje de girar o de trasladarse. Ese "estatismo" corresponde a otro aspecto de la Tierra: el ángulo que guarda el Eje de Rotación de la Tierra con respecto al Sol es de 0º durante 3 días en los que el planeta gira 3 veces mientras se traslada unos 78 millones de kilómetros. Así, podríamos llamarlo GEASTICIO.

La palabra "solsticio" aparece alguna vez en el libro de Sabiduría de la Biblia, en el capítulo 7 versículos 17-18:

Porque él me dio el verdadero conocimiento de las cosas
para conocer la constitución del universo...
el principio, el fin y el medio de los tiempos,
los cambios de los solsticios y la sucesión de las estaciones,
los ciclos del año y las posiciones de los astros.

Se menciona "los cambios de los solsticios.", y ciertamente los cambios de un solsticio a otro son extremos si los experimentamos cada 6 meses permaneciendo en el mismo hemisferio del planeta, por no mencionar que en un mismo día de solsticio esas diferencias extremas también se dan simultáneamente entre ambos hemisferios, de modo que frío y calor conviven en época solsticial como eso que llamamos "invierno" y "verano" mientras creemos que "sólo es invierno" o "sólo es verano", lo cual es sólo para cada persona. Pero como conjunto Humanidad siempre experimentamos el frío y el calor al mismo tiempo, igual que el día y la noche,la vigilia y el sueño o la vida y la muerte.

Igualmente, cada 71 órbitas del planeta, cambian los puntos de la órbita en los que la Tierra se coloca en solsticio. Es la ronda de la precesión. En la siguiente escena, en las cuatro imágenes que representan al planeta Tierra, éste muestra como polo más cercano al Sol el polo norte: son los momentos del solsticio de verano en el Hemisferio norte en cuatro puntos durante el ciclo de precesión completo y respecto a la referencia básica que es el Centro de la Galaxia. El punto solsticial se desplaza en sentido contrario al de traslación del planeta Agua y mientras la nave Tierra recorre 1/4 de órbita en 91 días, el punto solsticial lo hace en unos 6480 años.

Ronda del solsticio de verano en el hemisferio norte
Ronda del punto del solsticio de verano (del hemisferio norte) durante los 25.920 años y respecto al Centro de la Galaxia
 
Doble imagen con la comparación de las posturas de la Tierra en el ciclo de anual (de 365 días) y en el ciclo de 25.920 años.

 


DIFERENCIAS EXTREMAS DE TEMPERATURA Y DE DURACIÓN DEL DÍA/NOCHE EN ÉPOCAS SOLSTICIALES

Esos cambios y diferencias los percibimos y experimentamos cada 6 meses. En el solsticio de diciembre, mientras en el hemisferio norte hace frío, en el hemisferio sur (como por ejemplo en el sur de Sudamérica) hace calor.

el Europa en la misma latitud relativa que el Antártico la

En el solsticio de diciembre vemos cómo en el Polo Norte está en la zona oscura y Europa y el norte de África (y norte de Norteamérica) están en la misma latitud relativa que la Antártida. Los rayos del sol rebotan con el mismo ángulo en ambas regiones norte y sur.

Durante el giro completo o día completo el continente antártico (contrario al ártico) permanece en el lado iluminado del planeta. En la región a 66,5 grados sur hasta el polo se viven 24 horas de día, y en la región a 66,5 grados norte hasta el polo se viven 24 horas de noche.

Y éste es el aspecto del lado iluminado del planeta durante el solsticio de junio mientras América cruza el meridiano.

el

El sur de Sudamética en la misma latitud relativa que el Artico

 

la

En el hemisferio norte, la noche del solsticio de junio es la más corta de todo el año, y como en tal hemisferio es donde está la mayor parte de la superficie de tierra, también habita en él la mayor parte de la humanidad, y por tanto está la mayoría de las grandes ciudades, aunque al ser noches cortas el gasto de dinero en el uso de luz eléctrica es poco comparado con el enorme gasto en las largas noches del solsticio de diciembre, y como también son noches cálidas, no hay gasto de dinero en calefacción.

Observa la diferencia de iluminación (natural y artificial) en EEUU y EUropa (EEUUropa) en los 2 días/noches de solsticio del año (puedes pasar el cursor del ratón por la imagen y cambiar).

la el
EEUUropa (EEUU y Europa) en la noche del Solsticio de diciembre y de junio.

Dado que la estrella Sol es 109 veces más grande que el planeta Tierra, los rayos llegan prácticamente paralelos a todas las latitudes (o paralelos) del planeta, con mucho menos de 1 grado de ángulo. De hecho, la Tierra cabe unas 200 veces entre dos rayos de luz que forman un ángulo de 1 grado a la distancia de la órbita de la Tierra.

La siguiente imagen muestra una comparativa de cómo llegan y cómo rebotan los rayos de luz en una esfera que es 109 veces más pequeña que la esfera luminosa de la que proceden dichos rayos. Estos llegan prácticamente paralelos. Si le añadimos el mapeado terrestre, inclinamos la esfera 23,5 grados y la observamos por su lado del amanecer en los dos solsticios podemos ver la diferencia en los ángulos con los que rayos de luz rebotan, por ejemplo, en la latitud de la Península Ibérica. A 40 grados norte y sur eso se traduce en diferencias térmicas de 40 grados cada 6 meses: 0 grados a finales de diciembre y 40 grados a finales de junio. Y viceversa en el Hemisferio sur donde de hecho, en diciembre, la temperatura oscila entre 0 y 40 grados en algunas regiones.

Rayos de luz en ambos solsticios

En esta doble imagen podemos verlo con más detalle (pasa el cursor del ratón por encima):

Si tomamos como referencia el punto de la esfera planetaria en el que los rayos del sol rebotan con un ángulo recto, resulta que en el solsticio de diciembre ese punto corresponde a la latitud (o paralelo) en la que está, por ejemplo, la isla de Islandia, pero en el solsticio de junio... ese punto corresponde a la latitud (o paralelo) en la que está... el desierto del Sáhara! ¿Quién diría que a esas regiones de condiciones climáticas tan extremas llega una misma potencia calorífica en diferentes épocas del año separadas por 6 meses? Eso es posible debido a que el eje de rotación del planeta Agua, Aire, Tierra y Fuego está inclinado 23.5 grados y el planeta da su órbita al sol mientras su eje mantiene fijo.

Durante el solsticio de diciembre, a los seres VITALES ("mortales", solemos decir) que vivimos en el Hemisferio norte nos llega una menor potencia de luz y calor, y como en su Hemisferio norte es donde la Madre Tierra tiene la mayor parte de su tierra y por eso es donde vive la mayoría de la Humanidad, es una cuestión natural que mucha gente se sienta deprimida durante este periodo del año, SOLSTICIO, y no porque se celebre la Navidad (nacimiento/cumpleaños de Jesús); tampoco el hecho de que las personas que celebran la navidad se sientan alegres es porque hayan recibido una especial radiación de luz y calor del Sol, lo cual sólo ocurre al inicio de la primavera. Por otro lado, también en el Hemisferio norte están la mayoría de las grandes ciudades y capitales de la sociedad que durante las largas y frías noches de diciembre y enero exigen un enorme consumo de dinero en energía eléctrica para calefacción e iluminación. De ahí que la ÉPOCA DEL SOLTICIO DE DICIEMBRE de invierno en el Hemisferio norte sea la más adecuada para convocar una gran fiesta mundial de consumo (para recuperación de capital) y las capitales (sedes del Capital) son los grandes centros comerciales donde comprar y vender, gastar y recuperar.

Durante este día del solsticio la diferencia de duración del día y la noche es la más extrema del año: 15 horas de noche y 9 de día si es 21 de diciembre y estamos viviendo en el hemisferio norte, y 15 horas de día y 9 de noche si vivimos en el hemisferio sur. Lo que nuestra acostumbrada mente entiende como "tiempo" podemos verlo espacialmente.

la el
EEUUropa (EEUU y Europa) en la noche del Solsticio de diciembre y de junio.

 

EL NOMBRE DEL TRÓPICO DEL SOLSTICIO

Se llama "trópico" al paralelo (círculo horizontal) del planeta cuyo plano del suelo es perpendicular a los rayos del Sol durante el mediodía de ambos solsticios. El día del solsticio de junio el Sol aparece justo en la frontera entre las regiones de Géminis y Tauro aunque al trópico no se le llama "Trópico de Géminis/Tauro". De hecho, las personas responsables de los organismos oficiales de astronomía y astrología siguen manteniendo el nombre de "Trópico de Cáncer", de modo que mantienen el nombre obsoleto, que ya lo está desde hace 2000 años, pues en los últimos 2000 años el día del solsticio de junio el Sol aparecía en la constelación de Géminis y (debido al bamboleo del eje de rotación y a la precesión de los puntos solsticiales) ha ido derivando hacia Tauro (ver deriva). Por eso, durante los últimos 2000 años realmente ha venido siendo el "Trópico de Géminis" (ver Trópicos).

Lado del amanecer de la Tierra en ambos solsticios
Solsticio del 21-23 de diciembre. Persona a las 12 del mediodía en el trópico de Capricornio mientras el Sol aparece al comienzo de Sagitario.
 
Solsticio del 21-23 de junio. Persona a las 12 del mediodía en el trópico de Cáncer mientras el Sol aparece al comienzo de Tauro.
Lado del amanecer de la Tierra en ambos solsticios

Esto es debido a la inclinación del Eje de rotación del planeta y al consiguiente desplazamiento (precesión) de los puntos solsticiales en la órbita. Actualmente, a finales del Ciclo Maya (y hacia mediados-finales del 6º milenio de la era hebrea y en el comienzo del 3er milenio de la era romana cristiana), cada 21-22 de junio del calendario gregoriano el Sol aparece en la frontera entre las constelaciones de Géminis y Tauro.

Aquí puedes ver la precesión del otro punto solsticial, el de diciembre, durante unos 500 años desde Capricornio (y de ahí que se le llamara "Trópico de Capricornio") hasta actualmente, y como ya señala al final de la región de Sagitario, y por esto el trópico a 23.5º al sur del ecuador ha de llamarse "Trópico de Sagitario".

Precesión del solsticio de diciembre en 500 años

 

VISIÓN ESPACIAL DE AMBOS SOLSTICIOS

En el punto solsticial de junio podríamos observar las caras del planeta y tener una visión completa.

Caras del planeta inclinado en el solsticio del 22 de junio
Solsticio 21 de junio. Caras del planeta inclinado. Pulsa AQUÍ para ver las diferentes perspectivas en ambos solsticios.

La siguiente es una doble imagen esquemática y comparativa del aspecto del hemisferio norte del planeta en ambos solsticios con respecto al eje de rotación, el círculo polar ártico y la luz y la sombra. ¿Te imaginas vivir 1 año en el círculo polar ártico? Ahí, la jornada del solsticio de junio es un día completo a la luz del Sol: 24 horas de día. Y en el círculo polar antártico es 24 horas de noche.

22 diciembre: vista del Hemisferio norte
 
22 junio: vista del Hemisferio norte
la el

La animación muestra como si la Tierra no se trasladara, es decir, como si fuera el Sol el que lo hiciera alrededor de la Tierra. Como vemos, esto es como un sencillo reloj natural de luz y de sombra, simple y pura geometría expresándose en la levedad del EspaciO, el cielo (espacial), las 3 primeras dimensiones de la realidad y conciencia universal.

Aquí vemos otra perspectiva desde detrás de la Tierra, como si estuviéramos observando desde el Centro galáctico. Vemos del lado nocturno de la Tierra en el momento de su solsticio cuando en la memoria humana es 21 de junio del calendario gregoriano. Se ve al casquete polar sur en la zona de noche y a la "isla" de Australia como si estuviera en el ecuador del planeta. El casquete polar norte está a la luz del Sol. La Luna se ha desplazado durante 6 días después de pasar por detrás de la Tierra y por su cono de sombra (eclipse total de luna del 15 de junio de 2011).

la La Tierra frente a Orión en el solsticio del 21 de junio

Y vemos la constelación de Orión al otro lado del Sol, por debajo del plano de la órbita de la Tierra. Antes veíamos a Orión desde el planeta. Y ahora vemos al planeta en el meridiano celeste (línea vertical) de la estrella Betelgeuse, la estrella de la constelación de Orión que desde Tierra percibimos más brillante. Está a 427 años luz, y la distancia de año luz equivale a 800 veces el propio Sistema solar. La relación entre el planeta Tierra y la constelación de Orión es íntima, pues el plano del ecuador de la Tierra (su cintura) corta por el Cinturón de Orión: de Cintura a Cinturón. Es decir que realmente la inclinación del planeta "Tierra" está orientada hacia Orión. Podríamos decir ORIONtada.

Esta doble escena corresponde a la del lado del amanecer en ambos solsticios. Si metes y sacas el cursor del ratón podrás ver la gran diferencia. La diferencia entre ambos aspectos se basa en el que el planeta está en dos puntos opuestos de su órbita.

Lado del amanecer de la Tierra en ambos solsticios

Si esta flotante Nave esférica en la que viajamos por el Espacio del Universo (Ser universal) estuviera erguida de forma que su Eje de rotación formara un ángulo recto con el plano de su órbita, entonces la luz y la sombra se repartiría equitativamente entre las dos partes de cada hemisferio: 50% de luz y un 50% de sombra durante cada día/giro de toda la órbita (todo el año). No conoceríamos el cambio de estaciones. Tendríamos una especie de Primavera eterna. Todos los días serían equinocciales (día de misma duración que noche), pues en todas las latitudes (paralelos) entre el Ártico y el Antártico (opuesto al ártico) viviríamos una jornada de 12 horas de luz y 12 de noche.

Otra diferencia muy apreciable es al observar el planeta desde "arriba" viendo su hemisferio norte.

la el
EEUUropa (EEUU y Europa) en la noche del Solsticio de diciembre y de junio.

 

En la órbita, los días de solsticio ocurren cuando el planeta está en dos puntos contrarios y separados por 300 millones de kms (medida del propio diámetro de la órbita). Si nos situamos en el espacio sobre el hemisferio norte podemos ver la diferencia de aspecto del planeta cuando está en dichos puntos de su órbita.

 

el

la
El planeta está inclinado. La línea amarilla es el Eje. El punto rojo es el punto del Polo Norte.
 
Aspecto del hemisferio norte en ambos solsticios
 

En junio, el punto del polo norte está en la zona de luz, y en diciembre está en la zona de sombra. Antes de llegar al punto de un solsticio, la Nave Tierra viene de transitar desde un equinoccio por un cuarto de órbita durante 13 x 7 días (13 semanas ó 3 meses).

el

la
Aspecto del hemisferio norte del planeta desde un equinoccio a un solsticio
La línea amarilla es el Eje. El punto rojo es el punto del Polo Norte.
  Vista del hemisferio norte en los equinoccios y solsticios  

Observando de canto la órbita de la Tierra con el planeta en los puntos extremos de los solsticios, podemos comprobar cómo en el 22 de diciembre el plano de la órbita y el Sol quedan POR DEBAJO del plano del ecuador de la Tierra. Por esto, aunque el Sol está "quieto" en el centro de la órbita, desde el hemisferio norte de la Tierra y en el 21 de junio percibimos al Sol en el punto más ALTO en todo el año, y desde el hemisferio sur lo vemos en el punto más BAJO de nuestro campo celeste de visión.

Y observando desde el planeta, y representando la órbita circular como una línea recta, y el plano del ecuador de la Tierra como una línea ondulada (con su valle y su cresta), el momento del solsticio de diciembre en el hemisferio norte correspondería al punto que está en la mitad de la cresta de la onda.

Observa la diferencia de iluminación (natural y artificial) en EEUU y EUropa (EEUUropa) en los 2 días/noches de solsticio del año (puedes pasar el cursor del ratón por la imagen y cambiar).

la el
EEUUropa (EEUU y Europa) en la noche del Solsticio de diciembre y de junio.

 

Y aquí podemos ver la diferencia en el Hemisferio sur.

la el
Hemisferio sur del planeta Agua en los dos solsticios.

Aquí puedes ver la cara iluminada de la Madre Tierra en el 22 de diciembre vista desde el Sol. Si te imaginas que eres el Sol, tus rayos pasan casi rasantes por Europa, con el mismo ángulo que por el Polo Sur! Si pasas el cursor del ratón por encima verás la misma porción de superficie 12 horas después en la zona oscura, es decir, después de media rotación (180º) del Planeta.

el Día y noche en Europa durante el solsticio de diciembre la

Y en esta otra imagen podemos ver las diferencias entre los dos solsticios con el continente de América como referente.

la América en el mediodía y medianoche del solsticio de diciembre el

Si durante el día del solsticio del 22 de diciembre (de verano en el hemisferio sur y de invierno en el hemisferio norte) dirigimos la vista al Sol podemos imaginar que al otro lado está la Tierra mostrándole el Polo Norte y ocultándole el Polo Sur, y que nosotros estamos observando al Sol imaginando que la Tierra está al otro lado ocultándole el Polo Norte y mostrándole el Polo Sur, y que nosotros estamos en ella, tal cual ahora (22-24 de diciembre). Juegos y ejercicios espaciales de imaginación con dos esferas: una luminosa y otra opaca y semiiluminada flotando en las 3 primeras dimensiones que llamamos "Espacio".

la Comparación del lado nocturno del Planeta durante el solsticio de junio y de diciembre el
Comparación del Lado Nocturno del Planeta en ambos solsticios

Observa la curiosa disposición de América respecto al umbral del amanecer durante los dos solsticios (pasa el cursor del ratón por la imagen).

el Comparación en el lado del amanecer del Planeta Agua y Tierra en ambos solsticios la
Comparación -con América de referencia- del Lado del Amanecer del Planeta en ambos solsticios

Otro curioso caso se da en el sur de Sudamérica, en Ushuaia, la localidad habitada que está más cerca de la Antártida, pues a las 12 de la medianoche, las personas que viven en Ushuaia están a pocos cientos de kilómetros del día. Y el umbral de luz y sombra pasa por el pasaje de Drake y hace de frontera natural entre ambos continentes.

el 22 de diciembre: Sur de Sudamérica y la Antártida la
Medianoche en Ushuaia, a pocos kilómetros del día.

Aquí el aspecto de sombra y luz de la superficie del Planeta Agua y Tierra en los dos solsticios:

Aspecto de la superficie del planeta en los dos solsticios
Aspecto de la superficie del Planeta Agua y Tierra en los dos solsticios

Y en estas dobles imágenes puedes ver la comparación del amanecer en la Península Ibérica en ambos solsticios.

Comparación del amanecer en ambos solsticios teniendo en cuenta la inclinación del planeta.
Comparación del amanecer en la Península Ibérica en ambos solsticios
 

Amanecer de Europa en los dos solsticios

Comparación del amanecer en ambos solsticios como si la Tierra no se moviera y el Sol orbitara alrededor de la Tierra en una órbita inclinada 23,5 grados.La diferencia temporal entre ambas imágenes es de 6 meses.

Aunque no lo parezca, realmente el extremo norte del Eje de rotación penetra en y sale de las semiesferas de luz y sombra sin que el Planeta cambie su inclinación, sino simplemente su posición en la órbita. Es el efecto de un simple juego geométrico de luz y sombra entre dos esferas flotantes en el Espacio: una luminosa -la Estrella- y otra opaca que está inclinada y semiiluminada girando alrededor de la Estrella, la Fuente de luz.

El punto en el que la Nave Tierra se coloca durante su GEASTICIO ("solsticio") es uno de los dos puntos de la órbita que forman los extremos de un eje, el Eje Solsticial de la órbita de la Tierra. El otro eje es el equinoccial. El Eje Solstical deriva 1 grado cada 72 órbitas de la Tierra (72 años, actual duración media de una persona moderna) y está muy próximo a su alineación con el Eje Sol/CentroGaláctico.

Aunque nosotros concibamos el tiempo como una línea y creamos que ambos días o fechas están separadas por un tramo lineal de 6 meses no es así. De hecho, en la órbita de la Tierra, los dos puntos de los solsticios están uno frente al otro, y la Estrella Sol entre medias, como "las en punto" y "las media" en un reloj respecto al centro. Cuando en un 22 de junio miramos al Sol, al otro lado está el punto de la órbita en el que está la Tierra cuando para nosotros es 22 de diciembre, y viceversa. Con el filtro de nuestra concepción del tiempo calendárico gregoriano, podríamos decir que en un 22 de junio vemos al Sol en el 22 de diciembre, y viceversa. Así lo hacen los astrólogos con los signos del zodiaco mediante la fórmula de "el Sol está en Virgo", lo cual significa que el astrólogo (o el Planeta, desde el que mira) está en Piscis, región/constelación contraria a Virgo mirando desde el Sol.

Como podemos concluir, nuestra concepción psicológica y cronológica del espacio y el tiempo no tiene nada que ver con los movimientos de la misma Nave planetaria en la que estamos ni con el EspacioTiempo del Planeta. De hecho no lo concebimos como extremo de una aguja de un reloj. ¿Qué experimentaríamos si no supiéramos que las agujas del reloj sirven para orientarnos en el día horario?

la el
América en el lado del Amanecer del Planeta el 22 de diciembre

Observa las diferentes aspectos del Planeta Agua durante los solsticios: vistas del Planeta Agua

 

EL SOL DEL SOLSTICIO COMO "MENSAJERO Y MENSAJE" ESPIRITUAL

La estrella más cercana a nosotros, el Sol, por ser la Fuente de energía (luz y calor) del Planeta o mundo físico, era tomada antiguamente como reflejo natural (no diseñado por nuestra imaginación, como p.e. una estatua) de la fuente de vida espiritual, la esencia divina ("divinidad") o espíritu universal de la humanidad. De hecho aún modernamente lo llamamos "el astro rey" y solemos buscarlo especialmente en verano para que nos broncee la piel y en invierno para que nos la caliente. Ni esto ni la consideración de que sea un reflejo de "la divinidad" no tiene nada que ver con "rendir adoración" como podemos rendirla a una personalidad, a una ideología (divinizada o demonizada), a la tecnología o al dinero. Los ancestrales ecos de la unidad y comunión con la esencia espiritual de la creación natural (el desnudo vestido en el espacio del ser universal) perviven en la memoria y sensiblidad humana. De ahí que la Humanidad no ha dejado nunca de celebrar el solsticio o GEASTICIO mucho antes de que naciera Jesús y mucho más antes de que la Iglesia estableciera la fiesta por el nacimiento de Jesús, la Navidad. De hecho, ésta fue inserta en tiempos del Imperio Romano en el que durante la festividad romana de las saturnalias se celebraba el solsticio en honor de Saturno, divinidad asociada a la fecundidad de la tierra. La Iglesia, tras adoptar a Jesús como héroe y mártir, adoptaría la fecha de la fiesta romana como fecha de nacimiento y "cumpleaños" de Jesús de modo que los romanos también fueran iniciándose en el rito católico (y romano).

Durante los 3 días de solsticio a una misma hora (p.e. al mediodía) el sol permanece en un mismo punto del cielo entre el horizonte y nuestro cenit. Es el punto más bajo en todo el año. Y el día 25 a esa misma hora ya está ligeramente un poco más arriba, aunque es imperceptible para nosotros. Es el momento de inicio del resurgimiento del sol que viniera de decaer o envejecer (menos energía, luz, calor y menor tiempo de luz diurna) durante 6 meses desde el solsticio de junio hasta "morir" en el solsticio de diciembre y reiniciar el ciclo. Tal fenómeno astronómico es el reflejo alegórico representado por la Naturaleza, con la Madre Tierra inclinada, como recuerdo para la Humanidad de su resurgimiento tras su caída milenios ha, y de ahí que en la religiosidad de varias culturas se haya asociado el nacimiento de los "mesías" con el solsticio del día 25 de diciembre, como en la cultura cristiana católica con la celebración de la Navidad o Nacimiento de Jesús (considerado Cristo o Dios por los cristianos y/o católicos). Sin embargo, ni la Iglesia ni la Ciencia han probado que Jesús naciera un 25 de diciembre (que hace 2000 años correspondía a un 1 de diciembre). El hecho de que el "renacimiento del Sol" comience el día 25 tras el final del solsticio está establecido por el dueño del calendario (gregoriano): la Iglesia de Roma o de Pedro. No significa que la representación masculina del llamado "Mesías" o "Logos Solar" (la cultura religiosa cristiana/católica adoptó a Jesús como tal) hubiera nacido un día cuyo nombre y apellido fuera "25 de Diciembre".

También, una fiesta mundial (comercial y religiosa) como la Navidad (incluyendo el sorteo de dinero de la Lotería de Navidad) es modernamente un salvavidas para la economía mundial, pues la Administración ha de recuperarse del enorme gasto de dinero en el uso de luz eléctrica y calefacción para iluminar y calentar la mayoría de las grandes capitales y ciudades del mundo que están en el hemisferio norte en el que (además de estar la mayoría de tierra del Planeta Agua) desde octubre a febrero del año gregoriano se viven las noches más frías y largas del año de la Tierra.

Por otro lado, lo que ocurre a partir del día 25 es un renacimiento de la luz o una "resurrección" del sol, no un nacimiento del sol. Sólo un suceso astronómico asociado al momento de la (indemostrable) resurrección de Jesús podría confirmar que el día 25 corresponde a la resurrección. Según el evangelista Lucas 23:45 el sol se eclipsó durante la crucifixión y hubo tinieblas durante 3 horas al mediodía. El día 24 de noviembre del año 29 tuvo lugar un eclipse de sol en Jerusalén al mediodía. El Sol (eclipsado por la Luna) aparecía en la frontera de la constelación de Sagitario justo 4 grados por encima del Centro de la Galaxia, y Orión detrás de la Tierra. Esta alineación Orión/TIerra/Sol/Centro Galáctico (durante la que pudiera haber ocurrido la crucifixión, y 3 días después la resurrección) ocurre hoy en día cada 19 de diciembre, de modo que el 22 (solsticio) correspondería a la resurrección. Sin embargo, la cultura cristiana celebra el nacimiento.

Durante el actual 22 de diciembre, SOLSTICIO, el Sol aparece en su 5º día en la región de Sagitario, lo cual ocurriía hace 2000 años un 30 de noviembre. Esto es así porque el Sol(Sistema planetario) se desplaza por el Espacio en torno a un centro más exterior al Sol y más masivo y los calendarios son estructuras rígidas (válidas para un tiempo de nacimiento y muerte de imperios o vidas personales) y a las que no podemos transferir la elasticidad propia de la dinámica universal inimitable.

 

Para contactar enviar e-mail a navelegante64@gmail.com
 
 

 

El Equinoccio de marzo

 

 

 
 

16=7

 

 


LAS VISTAS DEL PLANETA TIERRA EN LOS SOLSTICIOS

Puedes pulsar en las flechas azules para obtener la imagen correspondiente del Planeta Tierra.

El botón verde permite la reproducción continua simulando que giramos alrededor de la Tierra para observar sus cuatro caras.

volver