inicio
Las Pléyades
 
Pléyades
Estrella de Barnard
Spica
Régulus
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

20 nov: la Tierra entre el Sol y las Pléyades

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

20 nov: la Tierra entre el Sol y las Pléyades

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

20 nov: la Tierra entre el Sol y las Pléyades

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

20 nov: la Tierra entre el Sol y las Pléyades

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

20 nov: la Tierra entre el Sol y las Pléyades

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS PLÉYADES

 

La luna llena en el punto más cercano a las Pléyades (cada 19 años). 18 noviembre 2013. OLYMPUS Sz-14, Pablo Rivas, Madrid.

Pléyades (de pleias = muchas) es el nombre de un bellísimo grupito de estrellas que sólo es visible desde el hemisferio norte de la Madre Tierra, y durante más o menos los dos meses antes y después del 20 de noviembre. La noche durante la que podemos ver a las Pléyades en el punto más alto de nuestro campo celeste de visión en todo el año es la del día 20 de noviembre porque la Nave espacial "Tierra" se coloca entre el Sol y las Pléyades, un momento natural -como muchos otros- de inicio y fin de año. En el zodiaco maya es el primer signo: T'zab, la serpiente (Kan) de cascabel, las Pléyades.

La Tierra y las Pléyades el 20 de noviembre

El 20 de mayo de 2011 también ocurrió que se alinearon Mercurio, Venus y Marte.

20 mayo 2011: alineación de los 4 planetas interiores y de la Tierra con el Sol y Alción (las Pléyades)
Vista de la alineación de los 4 planetas interiores el 20 de mayo de 2011 y la Tierra con las Pléyades. Cada 1.514 años.
 
Vista del cielo el 21 de mayo de 2011
El mismo momento visto desde la Tierra durante el día (con el cielo "apagado"). El Sol bajo las Pléyades.

Y el 20 de mayo de 2012 la Luna pasa entre la Tierra y el Sol proyectando su sombra sobre cierta franja de la superficie del planeta Tierra de modo que desde esa franja se puede ver un eclipse de Sol junto a las Pléyades. La parte más densa de la sombra de la Luna pasará por el sur de la isla de Japón, el legendario monte Fujiyama y la "millonaria" ciudad de Tokio, rozando a la ya famosa ciudad de Fukushima.

el la

Un momento cósmico -no sólo histórico- para vivir: contemplar a las Pléyades en pleno día. Esta misma firma en el firmamento (la Luna eclipsando al Sol muy cerca de las Pléyades) ocurrió justamente en el año 3.113 antes del inicio de la era cristiana, y especialmente desde la latitud de la Península del Yucatán, sede de la civilización maya que considera a Alción como centro entorno al que gira el Sol. Ese año, ese momento, se estableció como inicio de la actual Cuenta Larga del Ciclo Maya, y tal Cuenta Larga finaliza el 21 de diciembre del 2.012.

También entre los eventos astronómicos del año 2012 hay otro relacionado con las Pléyades. Es el 3 abril de 2012 cuando finaliza y se reinicia un ciclo pleyadiano de Venus en el que interviene también la Tierra.

Podemos considerar a las Pléyades como una de las participantes en la firma cósmica del final de 2º milenio cristiano y comienzo del 3er milenio, pues el 29 de junio del año 2000 de la era cristiana, desde la Tierra a las Pléyades se les veía sobre Júpiter y Saturno que se habían congregado en el cielo terrestre (e incluso se sumó la luna menguante).

  Encuentro de Júpiter y Saturno en el año 2000  
29 de junio del año 2000 de la era cristiana. Júpiter y Saturno congregados en el cielo terrestre bajo las Pléyades.

 

En la Esfera celeste de la Tierra, las Pléyades están situadas a unos 24 grados por encima del Ecuador celeste (proyección del plano del ecuador terrestre) y unos 3 grados por encima de la eclíptica (que representa al plano de la órbita de la Tierra). Y como la Nave espacial pasa entre el Sol y las Pléyades cada 20 de noviembre, las personas que habitan en el paralelo a 24 grados norte del ecuador, en ese día en la medianoche están justo en la línea entre el Corazón de la Tierra y las Pléyades, a las cuales tiene justo encima de su coronilla, como una corona de estrellas, en la cenital. Y se ve que mientras la persona sí está literalmente debajo de las Pléyades, el planeta no está debajo de las Pléyades.

La coordenada de las Pléyades (24 grados y 0'6 minutos de declinación) se corresponde en la esfera del planeta con un paralelo ligeramente más al norte que el del Trópico de Cáncer (ya de Tauro). En tal paralelo está la capital de Arabia, Riyadh, o más al oeste la ciudad de Medina, la llamada "Ciudad del Profeta". También el norte de la península del Yucatán -lugar tan ligado a la cultura maya para la que las Pléyades son fundamentales- pasa una vez cada día por debajo de las Pléyades, que aparecen en la dirección cenital. Esto significa que las personas que habitan en Medina y Riyadh o en la Península del Yucatán (y en ese paralelo 24º06' norte) tienen a las Pléyades justo encima de sus coronillas durante el mediodía del 20 de mayo y la medianoche del 20 de noviembre.

Desde la Piel de la Madre Tierra vemos a las Pléyades en un punto del firmamento que está justo en el borde de la región cubierta por la Luna durante 19 años (ciclo metónico) a modo de Astropista cósmica cuya Mediana (eclíptica) es aparentemente recorrida por el Sol durante el año y por la que circulan los planetas. Así, cada 19 años y durante varios tránsitos de 28 en 28 días, la Luna llega a eclipsar a las Pléyades. Actualmente está ocurriendo así. De hecho, por ejemplo, el 7 de enero de 2009 o el 2 de marzo ocurre un eclipse pleyadiano.

la. Nombres de las Pléyadesel

Las Pléyades sobre la Torre de Cristal, Madrid.

 

 

 

Las Pléyades

Desde la Nave Aire, Agua y Tierra y tomando a las demás estrellas como guías, podemos localizar fácilmente a las Pléyades guiándonos por la estrella más brillante de nuestro firmamento: Sirio, que aparece en su punto más alto del año en la medianoche del día 1 de enero y con la constelación de Orión bien visible. A continuación proyectamos una línea que pase por las tres estrellas que forman el Cinturón de Orión. Si continuamos en la misma línea recta pasamos por Aldebarán y encontramos a las Pléyades. La siguiente imagen reproduce dicho esquema. El Sol está situado en el punto que corresponde al 20 de mayo.

el

lalaLocalización de las Pléyades

En la siguiente escena tú mism@ puedes localizar a las Pléyades partiendo de la estrella Sirio. Puedes pinchar con el indicador del ratón sobre el círculo pulsante y arrastrarlo como si fuera el campo de visión de un prismático. Para detenerlo puedes sacar fuera del área del círculo el indicador del ratón.

el la

En el tan popular como desconocido libro La Biblia aparecen tres referencias a las Pléyades:

Libro de Job 9:9: "Él ha creado la Osa y Orión, las Pléyades y la constelación del Sur".

Libro de Job 38:31: "¿Anudas tú los lazos de las Pléyades o desatas las cuerdas de Orión?"

Libro de Amós 5:8: "Él ha hecho las Pléyades y el Orión"

 

Una teoría, procedente de culturas indígenas como la maya y la cheroqui, dice que el Sistema Planetario al que pertenece el Planeta cuya piel pisamos pertenece a su vez al sistema de las Pléyades, y que gira alrededor de la estrella Alción. Al menos, dos de las estrellas del grupo están a mayor distancia de Alción que el propio Sol.

Aquí vemos una recreación hipotética de las distancias entre las Pléyades incluyendo al Sol y considerando a Alción como centro del sistema. Distancias entre las Pléyades

Como vemos, según las distancias calculadas por los astrónomos entre el Sol y las diferentes estrellas de las Pléyades, hay dos que están más lejos de Alción que el propio Sol: Asterope y Celaeno. La estrella más cercana actualmente sería Pleione, aunque la órbita más cercana a la del Sol(Sistema Solar) es la de Asterope, y, mirando hacia Alción, la de Electra.

En cuanto a que Alción sea el centro en torno al cual gira el Sol(Sistema Solar) sólo el propio Sol lo sabría, claro que nos lo revelaría en su propio lenguaje, que no es humano, ni de letras y palabras, sino quizá de planetas y movimientos, órbitas y ciclos, un lenguaje gráfico y silencioso. Lo cierto es que existe una circunstancia cósmica más que curiosa, y es que los cuatro planetas interiores Mercurio, Venus, La Tierra y Marte, durante sus órbitas a sus diferentes velocidades, tienden a alinearse al mismo lado del Sol cada 1.512 años y concretamente hacia las Pléyades (igual que cada 12 horas lo hacen las tres agujas del reloj en cualquier punto del círculo del reloj). Ver.

Hace unos 5000 años, según el movimiento de oscilación del Sistema Solar, el Ecuador Celeste -proyección del Ecuador Terrestre al firmamento- cortaba por las Pléyades. En la siguiente escena puedes verlo. Si pasas el indicador del ratón sobre la imagen de hace 5000 años puedes ver una segunda imagen que corresponde al momento actual. La línea roja horizontal es el Ecuador Celeste proyección del Ecuador de la Tierra. En la primera escena las Pléyades aparecen en el Ecuador Celeste y Orión por debajo del mismo. La línea amarilla es la trayectoria del Sol, o una sección de la órbita de la Tierra, la sección que está frente a la sección que la Tierra está transitando.

Desplazamiento de las Pléyades y de Orión con respecto al Ecuador Celeste durante unos 5000 años

La situación de la primera imagen ocurría justo cuando el extremo norte de la Tierra señalaba a la estrella Thuban de la constelación de Draco, en tiempos de los antiguos egipcios. Esto quiere decir que la Tierra (o el Sol) es el vértice de un ángulo recto formado por las Pléyades y Thuban. También la actual Estrella Polar y Mintaka guardan la misma relación geométrica en el espacio universal. Así que en los últimos 5000 años el Sistema Solar ha oscilado haciendo que la proyección del Ecuador de la Tierra en el firmamento haya descendido respecto a la posición de las Pléyades.

Si consideramos nuestro Ecuador Celeste como el Horizonte Cósmico, podemos decir que las Pléyades comenzaron a asomar por nuestro Horizonte Cósmico hace 4.900 años y que ahora están ascendiendo. Hacia el año 4.200 alcanzarán su cénit -igual que el Sol lo hace cada mediodía a escala diaria con respecto a nuestro horizonte terrestre.

Gran cantidad de culturas de la Edad Antigua de la Humanidad han considerado a las Pléyades como señal en el firmamento. Las mitologías y cosmologías así lo revelan. En la cosmología maya son fundamentales. De hecho, por ejemplo, una de las estrellas es llamada "Maya", considerada gemela del Sol. O en la mitología griega se acuñó el propio nombre de "Pléyades". También otra estrella de las Pléyades es Atlas, y de aquí nace la leyenda de que Atlas sostenía a la Tierra sobre sus hombros. Otros nombres son "Las Siete Hermanas" o "Las Siete Cabrillas" o "Las Siete Palomas" en alusión a diferentes fábulas mitológicas.

En la cosmología maya se dice que la estrella principal, llamada Alcyone, es el centro en torno al cual gira nuestra estrella Sol, y por tanto su Sistema Planetario, y que, igual que por ejemplo el Planeta Saturno tarda 30 años en dar una vuelta al Sol, así el Sol tardaría unos 26.000 años en completar su órbita a Alcyone. Este tiempo es el mismo que tarda la Tierra en completar su ciclo de bamboleo o movimiento de precesión de los puntos equinocciales y solsticiales.

No obstante, la distancia a la que está Alcyone (440 años-luz según wikipedia ó unos 370 años-luz según los datos del planetario de stellarium.org) supondría que el Sol (y el Sistema Planetario) debería trasladarse bastante más rápido de lo que indican los cálculos realizados acerca de la velocidad de traslación del Sol (216 kms/seg). O los astrofísicos están en lo cierto o están en lo cierto los mayas, y el Sol (Sistema Solar) se desplaza bastante más rápido que 216 kms/seg. Una curiosidad numérica en relación a esta cifra de la supuesta velocidad de traslación del Sol (216) es que el Sol cabe 216 veces en el diámetro de la órbita de la Tierra (216 es 6x6x6).

440 años-luz es la distancia que recorre un rayo de luz durante 440 órbitas del Planeta Tierra al Sol. En términos de kms es inconcebible. Pero si lo reducimos 300 millones de veces ya que 300 millones de metros es lo que cubre la luz en 1 segundo, podemos hacernos una idea.

En el siguiente link puedes ver una animación de un hipotético sistema pleyadiano plano, puesto que es posible que las estrellas que forman el sistema de las Pléyades formen una estructura espiral.

Las Pléyades

 


MITOLOGÍA DE LAS PLÉYADES EN DIVERSAS CULTURAS

La palabra "pléyades" deriva de la voz griega Πλειας (pleias) y significa "muchas"; y Πλειάδες Pleiades, "hijas de Pléyone"; o Πελειαδες "hijas de palomas". Los nombres de las siete estrellas son: Alcyone (Reina que ahuyenta el mal), Asterope (Abrir y cerrar), Electra (Laguna), Maia (Abuela), Merope (Comedora de abejas, también llamada Melissa), Taygeta (La del cuello largo) y Celeno (Cetrina). Son mencionadas por Homero, por Amos y por Hesíodo alrededor del 700 aC. En la era de orden dórico de la antigua Grecia, el calendario estaba regulado también por la posición de las Pléyades. Tenía dos partes, una a principios de mayo y otra a principios de noviembre, relativa a la ubicación de las Pléyades. Posteriormente, Hipócrates dividió el año en cuatro estaciones sobre la base de las Pléyades y su relación con el Sol, y se refirió a los meses Pléyade que comienzan el día de su culminación de la medianoche -cerca del 19 de noviembre.

En la mitología griega, las Pléyades eran las siete hijas del titán Atlas y la ninfa marina Pléyone, nacidas en el monte Cileno. Son hermanas de Calipso, Hiante, las Híades y las Hespérides. Junto con las siete Híades eran llamadas Atlántidas, Dodónidas o Nisíadas, niñeras y maestras del infante Dioniso. Las Pléyades eran ninfas en el cortejo de Artemisa, compartían la afición por la caza de ésta, y como ella intentaban mantener su virginidad. Tras ser Atlas obligado a cargar sobre sus hombros con el mundo, Orión persiguió durante cinco años a las Pléyades, y Zeus terminó por transformarlas primero en palomas y luego en estrellas para consolar a su padre.

Según una leyenda, sólo seis de las estrellas se pueden ver a simple vista, porque Merope se escondió por vergüenza por haberse casado con un mortal, Sisyphus, quien fundó Corinto. Algunos mitos también dicen que la estrella que no brilla es Electra, en señal de luto por la muerte de Dárdano, aunque otras pocas versiones dicen que se trata de Estérope.

Las Pléyades debieron haber tenido sus encantos, pues varios de los más importantes dioses mantuvieron relaciones con las siete hermanas, relaciones que acarrearon el nacimiento de varios hijos:

Maya, la mayor de las siete Pléyades, fue madre de Hermes con Zeus; Celeno fue madre de Lico con Poseidón; Alcíone fue madre de Hirieo con Lico; Electra fue madre de Dárdano e Iasión con Zeus; Estérope fue madre de Enómao con Ares; Táigete fue madre de Lacedemón también con Zeus.

En la India se las refiere como "Krittika" o Kārtikā, que del sánscrito se puede traducir como "cortadoras". En la tradición pre-védica (drávidas), las Pléyades se refieren las 7 Las madres de los antiguos humanos y por lo tanto, como las 7 jueces espirituales de la humanidad. Actualmente se conocen como las 6 enfermeras. Un antiguo calendario fue descubierto en Tirvalon. En ese calendario, el tiempo relacionado con el mes de noviembre se registró como "Kartica".

En Egipto, las Siete Hathor de la manada celeste fueron nombradas en un hechizo del Libro de los Muertos y los nombres que recibieron fueron: la "Señora del Universo", la "cielo de tormenta", la "que oculta, que preside su lugar", la "Tú, de Khemmis", la "pelo rojo", la "Rojo Brillante" y la "Tu nombre prevalece sobre Occidente". La tradición marcaba ofrecer oraciones por los muertos en la dirección de las Pléyades, para comenzar el viaje al paraíso de las estrellas distantes. Las "Siete Hathor"a menudo asociadas a un rebaño de vacas en cielo que proporciona el alimento, el pan y la cerveza, en el Otro Mundo. En el primer día de la primavera, en la medianoche, las Pléyades eran visibles a través del callejón al sur de la Gran Pirámide.

Llamadas Dilyéhé, "Pinlike Sparkles",  es una constelación que marca los tiempos para la siembra para el pueblo navajo. Se dice "no dejes que Dilyehe vea que uno planta su semilla". Este es el momento de la siembra preferida para el maíz en el país navajo.

También llamadas Béésh Ashiké, "Hard Flint Boys", por los Navajo, son los danzantes negros del "Enemy chant" (Squaw chant o Enemyway chant) y de otras historias. En el cielo estos guerreros están practicando sus danzas, carreras y maniobras de esquivamiento. Son también llamados "los muchachos de la Vía Láctea" o "los muchachos arcoíris" pues se dice que es sobre estos fenómenos que ellos corren y practican sus artes. Algunas veces son referidos también como curanderos.

Los Lakota creen que las Pléyades, llamadas Cmaamc, que aparentemente es un plural arcaico de la cmaam sustantivo "mujer", son el hogar después de la muerte, pues el alma regresa a ellas.


El Kiowa y el Cheyenne tienen historias orales que relatan cómo siete doncellas fueron colocadas en el cielo de la noche para protegerlas de un oso. Estas siete doncellas se convirtieron en las Pléyades.

Los indios cheroqui, consideran que la estrella Alción -la más brillante de las Pléyades- es el centro en torno al cual se traslada el Sol (Sistema Planetario Solar) durante unos 26 milenios.

La tribu Apibones de la Amazonia brasileña cree que las Pléyades eran el hogar de sus antepasados. Los incas lasllamaban CAPOC Collea Coyllur, "el dios que lleva las cosas a la existencia". En el antiguo Perú las Pléyades eran veneradas como "Los árbitros del destino humano."

Estas primeras civilizaciones de América del Sur creen que las estrellas estaban habitadas y que los "dioses" vinieron de las estrellas para cambiar sus vidas para siempre. Creían que la gente de las Pléyades les enseñaron cómo utilizar cultivos fuego, plantar y cosechar y utilizar las matemáticas y la astronomía.

En Polinesia son llamadas Mata-riki, que significa "Ojitos". Mucho antes de que los hombres vivieran en la Tierra, Mata-riki era una estrella única y hermosa, la estrella más brillante en el cielo. Esta estrella era tan brillante que rivalizaba con la luna en cuarto creciente y su reflejo brillaba y bailaba sobre el océano, iluminando al mundo con blanco su resplandor. Por desgracia así como era hermosa esta estrella era también era muy vanidosa y presumida: "Yo soy más bella que cualquiera de ustedes en el cielo enjoyado, incluso yo soy más bella que los dioses!". Tal jactancia enojó al dios Tane, quien era el guardián de los cuatro pilares del cielo. Tane pidió a Sirio y a Aldebarán que le ayudaran con sus planes. Sirio era la segunda estrella más brillante en el cielo y no le tenía simpatía a Mata-riki; y Aldebarán estaba colocado tan cerca de Mata-riki, que sufría las actitudes de la estrella. Así, una noche, Tane, Sirio y Aldebarán se deslizaron por detrás de Mata-riki y saltaron sobre ella. La pobre estrella se asustó tanto que empezó a correr y, finalmente, se refugió bajo un río, la Vía Láctea. Al principio estaba a salvo, pero luego de Sirio subió a la fuente de la Vía Láctea y desvió el curso del río. A medida que el agua drenada, el escondite de Mata-riki fue revelado y tuvo que huir de nuevo. Esta vez Mata-riki corrió bajo los arcos del cielo y más allá de los palacios de plata de los dioses. La estrella fue tan rápida que se adelantó bastante a sus perseguidores.

En Japón, la empresa automovilística Subaru utiliza como distintivo en su logotipo, la figura del cúmulo de las Pléyades.

(Leyendas tomadas de: http://aplenavida.blogspot.com/2010/10/las-pleyades-pleiades-krittika-soraya.html)

 

También en el libro "Don Quijote de la Mancha" II, 41, Cervantes pone a las siete cabrillas en boca de Don Quijote:

Y sucedió que íbamos por parte donde están las siete cabrillas, y en Dios y en mi ánima que como yo en mi niñez fui en mi tierra cabrerizo, que así como las vi, ¡me dio una gana de entretenerme con ellas un rato...! Y si no le cumpliera me parece que reventara. Vengo, pues, y tomo, y ¿qué hago? Sin decir nada a nadie, ni a mi señor tampoco, bonita y pasitamente me apeé de Clavileño, y me entretuve con las cabrillas, que son como unos alhelíes y como unas flores, casi tres cuartos de hora, y Clavileño no se movió de un lugar, ni pasó adelante... Pues estando la región de fuego entre el cielo y la luna y la última región del aire, no podíamos llegar al cielo donde están las siete cabrillas que Sancho dice, sin abrasarnos; y pues no nos asuramos, o Sancho miente o Sancho sueña.

En la Odisea, Canto V (269-277):

"Con aquel dulce viento, Ulises divino desplegó su velamen; sentado rigió con destreza el timón; no bajaba a sus ojos el sueño, velaba a las Pléyades vuelto, al Boyero de ocaso tardío y a la Osa, a que otros dan el nombre del Carro y que gira sin dejar su lugar al acecho de Orión...."

En la Iliada, Canto XVIII (483-489):

"(Hefesto) hizo figurar en él la tierra, el cielo y el mar, el infatigable sol y la luna llena, así como todos los astros que coronan el firmamento: las Pléyades, las Híades y el poderío de Orión, y la Osa, que también denominan con el nombre de Carro, que gira allí mismo y acecha a Orión y que es la única que no participa de los baños en el Océano."

También se hace referencia a las Pléyades tres veces en la Biblia: Job 9:9, Job 38:31 y Amós 5:8.

Libro de Job 9:9: "Él ha creado la Osa y Orión, las Pléyades y la constelación del Sur".

Libro de Job 38:31: "¿Anudas tú los lazos de las Pléyades o desatas las cuerdas de Orión?"

También son mencionadas en el Popol Vuh (libro sagrado de los Mayas) bajo el nombre de MOTZ que significa "montón", significado semejante a "muchas" (pleias).

La siguiente es una doble imagen con una foto cenital de unas supuestas pirámides en el fondo marino. Si pasas el cursor del ratón por la imagen podrás ver una segunda imagen con la posición de las estrellas del cúmulo de las Pléyades y observar la coincidencia de la posición de las pirámides. No sabemos si es real o es un montaje, pero resulta espectacular, bonito y fascinante.

Montaje con la comparación de las posiciones de unas supuestas pirámides subacuáticas con la disposición de las estrellas de las Pléyades

 

20 nov: la Tierra entre el Sol y las Pléyades

 

 

Para contactar enviar e-mail a navelegante64@gmail.com
 
 

 

 

 

 

 
 
 

16

 

 

El 20 de mayo de 2012 la Luna pasa entre la Tierra y el Sol proyectando su sombra sobre la superficie de la Tierra. La sombra pasará por la isla de Japón y por la ciudad de Tokio. Las siguientes dos imágenes muestran la situación de los astros entre 5.125 años. La línea de visión es desde la posición más significativa, la Península del Yucatán desde la que los maya observaban a la Luna, Venus o el Sol en la cúspide de sus observatorios piramidales, y sin utilizar electricidad ni dinero ni cables ni ordenadores ni programas de astronomía, como los que nos permiten buscar estas Firmas del Firmamento.

La Luna eclipsa al Sol cerca de las Pléyades el 19 de abril de hace 5.125 años, comienzo de la actual Cuenta Larga del Ciclo Maya La Luna eclipsa al Sol el 20 de mayo de 2.012
Eclipse de Sol cerca de las Pléyades en el 3.113 a.e.c. Eclipse de Sol 5.125 años después, 20 de mayo de 2.012

El 2012 es el año cristiano en que finaliza el Calendario Maya cuya actual Cuenta Larga -o Grande- comenzó hace 5.125 años, en el año 3.113 antes del inicio de la era cristiana.

La 5ª Cuenta Larga del Ciclo Maya

En este año de inicio de tal ciclo también tuvo lugar un eclipse de Sol cerca de las Pléyades. Dos eclipses separados por 5.125 años que pueden ser señales de inicio y cierre del ciclo maya de la Cuenta Larga. Los indios maya y cheroqui consideran que la estrella Alción -la más brillante de las Pléyades- es el centro en torno al cual se traslada el Sol(Sistema Planetario Solar) durante unos 26 milenios. Lo que sí es cierto es que durante ese periodo el Planeta Tierra -que es como una peonza gigante- completa su movimiento de bamboleo en torno a su propio Eje de rotación (y los puntos en los que se coloca en equinoccio y solsticio dan 1 vuelta al Sol en sentido contrario al de traslación de la Tierra, llamado técnicamente "movimiento de precesión de los equinoccios"). Quizá ambos movimientos, el de traslación del Sistema Solar y el de bamboleo de la Tierra, sean simultáneos y estén relacionados y sincronizados. En la primera escena, la "distancia" entre el Sol y la Luna con respecto a las Pléyades es de 17 días. En las dos escenas vemos también a Júpiter, el planeta más masivo del Sistema Solar, como testigo más "cercano" de ambos eclipses.

volver

 

Deseas hacer algún comentario?

Foro de AsteRomiA

16